sábado, 19 de enero de 2013

Los bolcheviques extremeños

Todas las corrientes y cismas de Izquierda Unida Extremadura quieren ser bolcheviques. No se asusten, no me refiero a que los miembros de IU compartan las ideas del ala más radical del Partido Obrero Socialdemócrata ruso, comandado por Lenin .
Buscan el bolchevismo en el sentido etimológico del término: ser la mayoría. Con diversos argumentos, tanto la corriente crítica de Margarita González-Jubete como los afines al líder regional Pedro Escobar , usan con vehemencia esta palabra que Vladimir Ilich Ulianov llevaba por bandera. Rehúyen del menchevismo, de conformarse con ser la minoría.
La edil cacereña escogió el término mayoría para denominar a su corriente crítica mientras que Escobar se la atribuía basándose en el éxito de las cifras de su reelección con el 71% de los votos de los delegados. Si nos atenemos a los datos, Escobar y sus seguidores serían los bolcheviques extremeños, los representantes de la mayoría. Al igual que en Rusia en 1912, la escisión entre las dos corrientes es evidente, pero ya sean bolcheviques o mencheviques, mayorías o minorías, IU Extremadura es un auténtico experimento político. Denostado por muchos que ven bizarre que permita gobernar al PP, porque son "como el agua y el aceite", según Diego Valderas, IU tomó la decisión que dictaminó la mayoría de sus militantes tras un resultado electoral "envenenado". Escobar escuchó a las bases antes que al Olimpo, sede del Soviet Supremo en Madrid.
Pero no solo desde la capital del reino llegan las voces discrepantes, también resuenan en la región. La última es la de Manuel Sosa que tras no continuar al frente de la Cexma va a acudir a la comisión de garantías y control federal a pedir amparo. Pulsos internos que tensan cada vez más el partido y discrepancias que liman los soviets castúos. A pesar de la imagen conflictiva que pueda dar la coalición, los militantes de otros partidos podrían tomar ejemplo y alejarse del 'borreguismo' e idolatría a su líder. La democracia debe reinar también a nivel interno.
Son múltiples los fuegos que Escobar tendrá que apagar este año. A pesar de los órdagos que le lanzan desde Madrid, el líder regional sigue al frente con paso firme excepto cuando se le cruza algún mastín o ciervo por ese "empeño que tiene de acabar con la fauna", como bromea su camarada Alejandro Nogales .
IU sigue teniendo la llave del gobierno y luchará por frenar la refinería y los recortes e implantar la renta básica. Esa prestación, para al menos 3.500 familias, es el gran reto de la coalición y ha dejado claro que si Monago incumple su promesa "lo descabalgaremos", aseguró Escobar en la SER. De momento, este incipiente año ha empezado con una entente cordiale entre PSOE e IU que ha apoyado dos propuestas socialistas para garantizar la ayuda a domicilio y más transparencia (o glásnost como diría Gorbachov ) en las cuentas públicas. Y es que aunque los tres diputados de IU sean una minoría en la cámara autonómica, sus decisiones no son un espectro como en otros tiempos, son claves para la mayoría de los extremeños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario