viernes, 30 de diciembre de 2011

Feliz 2012

Valga esta última publicación para hacer una somera síntesis de este año que se nos escapa entre los dedos. 365 días en los que la manida y puñetera palabra crisis ha estado inmersa hasta en el corvejón. Corrupción de rosas y gaviotas, tijeras afiladas y cócteles de salarios con hielo. Un año en el que las rebajas de enero han llegado en diciembre y en el que todos hemos agrandado nuestra familia con una nueva prima, la de riesgo, que se arrima demasiado. Pero no quiero ahondar en estos aspectos negativos con los que nos bombardean “a telediario”.

En el terreno personal no ha sido un año malo, aunque ha ido en sentido descendente. La obtención de la tesina con sobresaliente me ha reportado una gran satisfacción tras el duro trabajo. He creado este tablao virtual que espero sigáis visitando y leyendo. He trabajado el 80% del año en el oficio más bonito del mundo. Además me he pegado un homenaje en la cena de empresa con cinco millones de compañeros, aunque espero dejar de trabajar pronto para la señorita Inem.

No puedo obviar la pérdida importantísima que ha habido en el flamenco: el adiós de Moraíto que hoy rasguea las seis cuerdas de su sonanta a ritmo de los campanilleros del Torre en el paraíso del arte jondo.

Deseo a todos los que se asoman a esta ventana cibernética un feliz 2012, que os comáis todas las uvas, no hagáis recortes y las cambiéis por pasas, ¡hombre, que no está la cosa tan mal! Deseo que comience vuestro año con gratos regalos de los Reyes...o de su yerno.

Y aunque sea difícil coger el compás en estos tiempos y a veces tengamos momentos más atravesaos que el tío de los globos de la feria, espero que le echéis papas al asunto, que vuestra vida suene por alegrías, la felicidad inunde vuestros días y viváis un año lleno de satisfacciones. Sastipén talí (salud y libertad) y, por supuesto, amor para todos. 

Nada mejor que despedir el año al ritmo de La Paquera. 

Feliz 2012 y un abrazo mu sentío. 









10 comentarios:

  1. Antonio, muy bonito tu artículo. Me parece que coincidimos en una cosa: la cosa está muy negra, pero no podemos permitir que nos quiten hasta la ilusión de que el mañana sea mejor. Feliz 2012

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Andrés. Es cierto, hay que ser optimistas porque todo puede empeorar. Feliz año y un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Recurriré, una vez más, a mi admirado Serrat para corresponderte en tus buenos deseos, que te devuelvo, con efecto boomerang, multiplicados para que los repartas como te plazca entre tus seres queridos.

    ¡Feliz 2012!

    http://www.youtube.com/watch?v=k01Qsd4hJ5c

    ResponderEliminar
  4. Un fuerte abrazo compadre. Que sigamos escribiendo y se dignifique la profesión. Dura tarea tenemos.
    Por Madrid seguiremos en la garita y peleando
    Feliz 2012

    ResponderEliminar
  5. Otro abrazo grande para ti, Pablo. La profesión requiere de mucha dignificación ya que se valora cada vez menos el arte de escribir y expresarse bien, pero habrá que seguir en el campo de batalla como tú dices. Feliz año.

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias, Miguel. Bella canción. Esperemos que seamos bienaventurados y que sea cuesta abajo el resto del camino. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Antoñico por Almería se te echa de menos, un abrazo y a mejorar el 2011

    ResponderEliminar
  8. Atractivo texto, irónico, sentido y certero para expresar lo agridulce que te ha resultado el año que se nos va. El optimismo que subyace en él me hace pensar que el próximo te irá mejor. Ayer leí que los que afrontan la vida con optimismo viven más y mejor. Es lo que te deseo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Igualmente, Fran. Yo también echo de menos el mar de Almería y amigos almerienses como tú. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Muchas gracias por tus bellos y sinceros deseos, Juan. Un abrazo, maestro.

    ResponderEliminar